Note di colonia

1916-2016. Acqua di Parma conmemora su centenario y su asociación con Parma, la ciudad de los duques, la cuna de la cultura, el arte aristocrático y la famosa ópera italiana, cuyas raíces se remontan al Real Teatro de Parma.

Parma. La ciudad de la música y de la ópera. Una constante fuente de inspiración.

Parma y su música. Una ciudad y su alma. En los siglos XV y XVI, laúdes y clavicémbalos resonaban en la corte de los Farnese, en las bóvedas de la catedral y en la capilla de la Steccata. Ciudad de Giuseppe Verdi, de Arturo Toscanini y de los teatros musicales. Entre éstos, el Teatro Ducal, auténtica joya construida completamente en madera e inaugurada en 1628 que, habiéndose quedado “pequeño”, con sus 1.200 butacas, fue derrumbado para construir, a principios de 1800, el Teatro Regio, que más tarde sería famoso en todo el mundo. Desde entonces, Parma es la cuna de la ópera italiana. Ayer y hoy, uno de los ejes más vitales de una pasión común por el melodrama. Y en los teatros, en las tertulias y en los palacios nobiliarios de esta ciudad, en 1916 se comienza a sentir la exhalación de una nueva y sutil armonía. Un perfume que sorprende y cautiva por sus notas, insólitamente frescas y modernas: Colonia Acqua di Parma, un nuevo clásico destinado a un éxito atemporal. La orquestación de su composición se debe a Carlo Magnani, hombre de gran elegancia y distinción, vástago culto y refinado de una aristocrática familia de Parma, apasionado de la música y de la ópera.
Una colección de fragancias excepcionales, sofisticadas y genuinas que interpretan temas famosos de la ópera italiana y las vincula con el aroma original de la Colonia de Acqua di Parma. La colección se compone de nuevas, virtuosas y distinguidas creaciones olfativas que se presentan en una preciosa botella inspirada en el diseño original de la histórica primera botella de Colonia de 1916.

Música y elegancia en una nueva Colección de Colonias.

1916 - 2016. Acqua di Parma cumple sus primeros cien años. Sus orígenes están indisolublemente ligados a la ciudad de Parma, donde nace Colonia, el primer perfume de la marca y en donde la misma cultiva, ya desde sus inicios, los valores del arte, de la elegancia y de la música. Para celebrar el Centenario y rendir homenaje a su ciudad y a sus raíces, Acqua di Parma crea Note di Colonia, una nueva Colección que se inspira en el mundo de la ópera. Tres fragancias, contenidas en un frasco que recuerda el estilo del primero de ellos: el tapón acampanado, el envase exclusivo y su distinguida etiqueta de Colonia, se reinterpretan, a raíz de un estudio atento sobre los orígenes, en una refinada edición contemporánea.
Acqua di Parma dedica Note di Colonia a la rica e importante tradición italiana del melodrama. Una Colección sofisticada y exclusiva, inspirada en los autores y en las óperas que han formado la historia de este género musical. La pasión, el arte, las emociones contenidas en el mundo de la ópera viven ahora en una Colección que vuelve a los orígenes de Acqua di Parma.
Música y perfume. Notas de arte y elegancia.
Note di Colonia. Notas olfativas que vibran en el aire, cual grandes obras maestras musicales. Las notas del perfume y las de la música, expresiones impalpables de arte, en esta Colección crean un conjunto perfecto a través de tres fragancias, cada una de las cuales reinterpreta la elegancia inconfundible de Colonia, el perfume que diera origen a todo.
La estética de los orígenes.
Note di Colonia vuelve a los orígenes de Acqua di Parma incluso al elegir el frasco original de Colonia, reinterpretándolo bajo una forma escenográfica única. El tapón, el frasco y el cofre son el resultado impecable de la más auténtica maestría artesanal italiana. Una Colección que, al igual que en una partitura musical, combina varios elementos hasta crear una perfecta armonía de conjunto. Terciopelo, raso y cristal son los nobles materiales seleccionados con gran atención y esmero para la nueva colección. Cada detalle, cada elaboración y cada acabado son el resultado de pacientes, precisas y expertas manos artesanas. La fascinación de las fragancias y su perfecta composición tienen su escenario natural en el refinamiento del cofre.
Un crescendo embriagador Notas ligeras y arrolladoras en un crescendo que embriaga los sentidos y el corazón, exhalando una sensación de alegría cada vez más contagiosa. La música deslumbrante y el lenguaje etéreo son una única cosa, en uno de los temas más conocidos de La Traviata, “Libiamo ne’ lieti calici”. Giuseppe Verdi se revela una vez más el verdadero maestro en el arte de traducir la escritura en compás palpitante y sublimes armonías. Note di Colonia I celebra uno de los episodios más famosos de la ópera italiana. Su vibrante composición emana un ambiente festivo, lleno de brío. Su fuerte connotación cologne fluye en una orquestación de total modernidad, dada por las notas aromáticas.
Arrolladora con brio Ya desde su apertura, es radiante, una auténtica explosión de bergamota italiana, en su fresca y más valiosa calidad italiana, junto a las luminosas notas de nerolí. La salida cítrica, típica de cologne, se endulza y suaviza con el corazón de la fragancia, inesperadamente aromático. Aquí, la composición une el frescor de la lavanda con el calor aterciopelado de rosa damascena y del acorde de violeta. En su lujoso fondo, una refinada combinación de pachulí y madera de cedro. Esencias exclusivas que dan al perfume una gran profundidad y elegancia, volviéndolo absolutamente único.
NOTA OLFACTIVA
Intenso preludio Una noche estrellada y fría, con el amanecer a las puertas. Un ambiente suspendido y conmovedor, lleno de esperanza. En el alma, la certidumbre de la victoria. “Nessun dorma”, de Turandot. Una de las romanzas más célebres, en la cual Giacomo Puccini, auténtico poeta de emociones, modula magistralmente los sutiles movimientos del alma humana. Calaf canta su amor por la princesa de hielo, en un crescendo donde la fe va adquiriendo cada vez más plenitud e intensidad. Una fragancia que sabe modular los matices íntimos de una espera que precede el amanecer. El preludio al triunfo de los sentimientos. Una composición sofisticada y compleja, que une con sabiduría las frescas notas cítricas con acentos amaderados y aromáticos.
Andante sostenuto La salida cítrica es espléndida en su vitalidad. Las notas luminosas de la bergamota, naranja y pomelo hacen referencia a la esperanza que aflora en la oscuridad. El compás olfativo se va volviendo más apoyado y fuerte con las notas vibrantes de albahaca y cardamomo. Y mientras el hielo y la soledad de la noche empiezan a templarse con el primer calor del sol naciente, llegan las notas extraordinariamente suaves y arrolladoras de la madera de sándalo unida a los matices ahumados de la madera de gaiac, brindándole al corazón de la composición una agradable sensación de consistencia y profundidad. Emociones que, en el fondo aterciopelado se enriquecen de nuevos matices, con el elegante encuentro de almizcle y vetiver.
NOTA OLFACTIVA
Una grandiosa partitura Espectaculares escenas masificadas, danzas, música, fuegos y pomposidad de vestuarios. La Marcia Trionfale de Aida representa la cumbre de esta grandiosa ópera. En Aida, Giuseppe Verdi pone a prueba su capacidad dramatúrgica. En esta ópera más que en cualquier otra, el Maestro hace un uso magistral e innovador de la orquesta. Son los vientos los que crean esta atmósfera de triunfo, los que comunican victoria y heroísmo, junto a la magnificencia del vestuario y de los movimientos escénicos. El lado más colosal y espectacular de la Ópera alcanza uno de sus momentos más solemnes. Y Note di Colonia III con sus notas imperiales y triunfadoras, glorifica una de las páginas más famosas de la ópera lírica italiana.
Arioso e imperial El acorde glorioso y vibrante de mandarina y jenjibre conquista inmediatamente con su vigor. Las notas se enriquecen en el corazón con toques de vetiver, que encuentra un profundo contrapunto a sus acentos secos y amaderados en la nota cálida y resinosa de olíbano, esclarecido por un toque de jazmín. Una orquestación potente y ariosa que avanza imperial. En su final, la fragancia transmite un sentido de eternidad, con las notas refinadas de haba tonka que abren paso a las más intensas de jara y mirra.
NOTA OLFACTIVA

El tapón de cristal un detalle valioso

De cristal purísimo, el tapón acampanado recuerda el histórico frasco de Colonia. Cada tapón está hecho a mano en Italia, mediante un largo y complejo proceso de elaboración en seis fases, realizadas por el maestro artesano. Sólo de este modo el cristal resalta todo su brillo y transparencia, volviendo Note di Colonia una auténtica obra maestra. El corte esmeralda hace de la cápsula del frasco una auténtica y contemporanea joya.

Desde 1916 el diseño del frasco

El diseño es una refinada reinterpretación del histórico frasco que contenía Colonia en 1916. Vuelve, en armonía con el tapón, el corte esmeralda en los cantos, elegantemente biselados. El efecto es luminoso y refinado. El vidrio es puro y consistente, en su resplandor y brillantez. Lujoso al tacto y a los ojos, revela toda su elegancia.

Elementos de escena, la etiqueta y la cinta de seda

De color negro sobre fondo blanco, la etiqueta recuerda en su gráfica a los clásicos libretos de la ópera. La misma decoración se encuentra en la cinta de seda negra brillante que recuerda a los marca páginas que usan los directores de orquesta para su partitura. Las cintas se fijan a mano una por una, con precisión y minuciosamente, en la virola del tapón, brindando al conjunto una exclusiva nota de artesanía.

Terciopelo inspirado en los telones teatrales en el lujoso cofre

Un cofre refinado, envuelto en suave terciopelo de matices negros e iluminado por una etiqueta de metal que, al abrirlo, revela, en un elegante coup de théâtre, el exclusivo frasco colocado en revestimiento de raso, con su diseño y sus matices de cristal. Y, añadiendo otra nota de esplendor, en el interior encontramos el escudo de Acqua di Parma plateado y luminoso.